Aceros aleados para herramientas

Los aceros para herramientas aleados se caracterizan por tener al menos un elemento de aleación, cuya presencia está por encima de los límites específicos de conformidad con DIN 10 020. De esta manera, es posible una alta aceptación del temple (dependiendo de la aleación incluso buena templabilidad a corazón de toda la sección transversal de las piezas), elevada resistencia al desgaste y / o alta tenacidad. Esto permite que sean aptos para la elaboración y procesamiento de diversos materiales, tales como chapas o plásticos. En función a la temperatura de trabajo se dividen en las categorías de acero para trabajar en frío (temperatura de trabajo permanente hasta 200 °C), así como acero para trabajar en caliente (temperatura de trabajo permanente superior a 200 °C) y acero rápido (temperatura de trabajo permanente hasta 600 °C). Independientemente de la temperatura a menudo se clasifican nuevamente, orientados a la utilización, en acero de moldes para plástico, por lo cual aquí, el carácter de un acero satisface las exigencias de la transformación de plásticos. Esto incluye prácticamente todos los aceros de herramientas convencionales y los aceros estructurales de calidad.

  • Aceros para trabajo en frío

Adecuados para trabajos de estampación, acuñado, troquelado o corte y en general para una temperatura de trabajo en superficie que no supere los 200 ºC. Alta resistencia al desgaste, equilibrado entre dureza y tenacidad y elevado límite elástico a la compresión.

  • Aceros para trabajo en caliente

Sobre la base de aceros para trabajar en caliente se fabrican herramientas, las cuales en la práctica incluso permiten trabajar en frío hasta 200 °C (herramientas de sujeción, armaduras), cuyas aleaciones en particular posibilitan su uso con temperaturas de trabajo permanente mayores a 200 °C (forja, laminado en caliente, cizallado en caliente). Estos aceros tienen una alta termorresistencia, tenacidad en caliente elevada, resistencia al desgaste y al choque térmico, siendo también altamente resistentes al revenido. Elementos de aleaciones importantes son, junto a los del acero para trabajar en frío, níquel, molibdeno y cobalto.

Adecuados para temperaturas superiores a los 200 ºC. Su dureza se incrementa en torno a los 400 ºC, mejorando incluso de los 500 a 600 ºC. Ofrece alta resistencia al revenido, a la fatiga térmica y al desgaste en caliente.

  • Aceros para moldes de plástico

Aceros de moldes para plástico es el término genérico para los aceros que debido a sus propiedades, junto a su utilización para trabajar en frío o en caliente, se emplean en el área de la elaboración y transformación de plásticos. Dado que las exigencias son muy variadas, se emplean muchos aceros para herramientas y aceros estructurales de alta calidad disponibles para la producción de piezas plásticas. Se hace una distinción entre herramientas de moldeo por inyección (en este caso el plástico endurece en el molde, como insertos de moldes) y herramientas de moldeo por fundición (en este caso el acero está constantemente en contacto con el plástico líquido, como herramientas de extrusión). Los aceros de moldes para plástico, por ejemplo, deben presentar una gran aptitud para el pulido en atención a la alta calidad de la superficie de los productos terminados (alto grado de pureza), ser termorresistentes, así como, resistentes a la presión y al desgaste. Además, durante la transformación de productos de PVC, deben ser inoxidables y resistentes a los ácidos.

El acero escogido para el molde influirá en la calidad de la pieza final. El acero seleccionado será el más apropiado en cada caso, según las características de la materia prima plástica, del tamaño del molde, proceso de fabricación, etc.