Clasificación de los aceros

DEFINICIÓN DE ACERO:

Se denomina acero a todas las aleaciones metálicas, cuyo componente principal es el hierro con un porcentaje de masa de carbono C inferior al 2 %. Los dos grupos principales del acero se conocen como aceros de calidad y aceros especiales. Dependiendo de la combinación de los elementos de aleación, varía el carácter del acero: muy suave y por ello dúctil, o también duro y frágil.

CARACTERÍSTICAS DE USO
Las características de uso de un acero están marcadas por los elementos de aleación en combinación con un tratamiento térmico adecuado. De este modo, pueden ser establecidas para una amplia gama de aplicaciones: muy suave y dúctil (como la hojalata para envases de alimentos), o incluso duro y frágil (como el acero templable para cuchillas industriales). Los desarrollos modernos están orientados a producir un acero duro y tenaz al mismo tiempo, por ejemplo: como una contribución para la construcción ligera de máquinas.
  

ACERO PARA TRABAJAR EN FRÍO
Sobre la base de aceros aleados para trabajar en frío se elaboran herramientas que permiten trabajar tanto con arranque de virutas (cortar), así como sin arranque de éstas (estampar) a temperaturas de hasta 200 °C. Estos aceros deben ser lo suficientemente fuertes y resistentes a la presión, así como poseer una alta resistencia al desgaste. Las propiedades son el resultado de la combinación específica de los elementos de aleación: mayores contenidos de cromo producen carburos duros que, por ejemplo, aumentan la resistencia al desgaste. La adición de molibdeno, vanadio y tungsteno / volframio puede optimizar esta propiedad. Principalmente, los aceros para trabajar en frío deberán ser suficientemente aptos para ser trabajados y durante el tratamiento térmico posterior, presentar poca variación en las medidas. Por ejemplo: 1.2842 – UNE F.5229.

ACERO BONIFICADO
Los aceros bonificados (bonificar: templar y revenir) son tanto aceros aleados como no aleados, que normalmente tienen un contenido de un 0,25 a 0,60 % de carbono. Especialmente aptos para el temple, presentan propiedades mecánicas específicas después del revenido (por ejemplo: resistencia a la tracción deseada con buena tenacidad) que en estado normalizado no existen. En parte se suministran en estado recocido y se bonifican con un fin concreto (1.1730), o el acero se suministra en estado templado y revenido, llamado prebonificado (Quenched and Tempered “QT”). Por ejemplo: 1.2312.